El consejo de la mujer denuncia el cierre del servicio de atención a mujeres maltratadas en la comisaría de Hortaleza

Hortaleza
Sábado, 15 Febrero, 2003

El Consejo de la Mujer de la Comunidad de Madrid ha acordado respaldar la protesta del colectivo de Mujeres Vecinales de Hortaleza por el cierre de un servicio pionero en la atención de mujeres maltratadas que desde tres años atrás ofrecía la Comisaría de ese distrito de Madrid. El cerrojazo ilustra la falta de coherencia, planificación y asunción de los planes de ayuda a las mujeres víctimas de malos tratos. Es más que un cierre, es también un paso atrás. El Servicio de Ayuda a Mujeres (SAM), que funcionaba eficazmente, ha sido eliminado al cambiar los mandos policiales. Sirvió como ejemplo de herramienta de apoyo institucional a las víctimas, y de modelo para otros lugares que asumieron la iniciativa de la comisaría de Hortaleza. Sin embargo, nunca recibió un estatus fijo normalizado y su permanencia dependía del criterio del comisario de turno. Ahora, la Asociación de Mujeres Vecinales de Hortaleza ha informado del cambio de comisario y del cierre del servicio. Ante estos hechos, el Consejo de la Mujer de la Comunidad de Madrid, ente público encargado de la interlocución de las asociaciones con las instituciones, insta a los responsables Estatal y Regional de los Planes contra la violencia hacia las mujeres, que intervengan para evitar la reducción de los escasos recursos y gestionar la reapertura del servicio. La violencia contra las mujeres no remite; las muertas del recién nacido 2003 alcanzan la decena. Los escasos servicios de ayuda no pueden disminuir. Significaría dejación del deber de los poderes públicos de velar efectivamente por el derecho fundamental a la integridad física y moral de las personas. Las mujeres no vamos a permitirlo: en esta lucha no hay paso atrás.

Etiquetas: